Etiquetas

, , , , , , ,

Comienza mayo y, además de ser llamado el mes de las flores, es rico en frutas y verduras que están en temporada de recolección y en su mejor época de consumo. Entre ellas el colorido melocotón, que procede de la alejada (para nosotros, claro) China, donde se apreciaba por sus propiedades rejuvenecedoras y, de hecho, se consideraba como un símbolo de la inmortalidad.

El color anaranjado de los melocotones proviene del caroteno, que, precisamente, supone un aporte beneficioso para la salud, ya que protege las arterias y es bueno para nuestra visión, piel, dientes o encías. Su carencia puede provocar sequedad en la piel o una mayor facilidad para desarrollar infecciones.

Los melocotones tienen un alto contenido en carotenos.No suele ser habitual comerlos con piel, lo que es un error, desde el punto de vista de la salud, ya que muchas de sus propiedades se encuentran en la piel, por lo que es ideal degustar esta fruta sin pelar, eso sí, siempre y cuando esté bien lavada o proceda de cultivos biológicos que no usen pesticidas. Por otra parte, según el estudio EuroPrevall, publicado el ya pasado mes de abril, está entre los catorce alimentos que más alergias alimentarias provocan en España, país en el que un 5% de los niños en edad escolar y un 8% de los adultos experimentan estas afecciones.

El molocotón es una fruta que se asocia al color, a la primavera y al verano y, al menos en nuestro caso, a ese postre familiar llamado “huevo frito” en el que nos ponían medio melocotón y una rodaja de piña en almíbar…