Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , ,

El ajo es uno de los alimentos más rico en propiedades beneficiosas para la salud y más conocidos y utilizados desde este punto de vista por diferentes culturas. En este sentido, nos cuentan en el portal www.vivirsalud.com, que los griegos y romanos solían comer uno o dos dientes de ajo crudos antes y después de las batallas (lo que nos lleva a pensar que el aliento se convertiría también en un arma). También en www.sabormediterraneo.com aluden a que los trabajadores de las pirámides de Egipto seguían una dieta que consistía sobre todo en cebolla y ajo, porque decían que proporcionaban vigor para resistir la dura labor que realizaban.

Las propiedades que en la actualidad se le atribuyen al ajo tienen que ver con su capacidad antibiótica y de fortalecimiento del sistema inmunológico, según el portal www.vivirsalud.com. El ajo posee también vitaminas A, B1, B2 y C. Para combatir el molesto mal aliento nos recomiendan masticar unas hojas de perejil, menta fresca o apio y luego enjuagarnos la boca con agua y algunas gotas de limón.

El componente que dota al ajo de sus propiedades beneficiosas y también de provocar su característico olor es la alicina, que, sin embargo, pierde sus características muy rápido, por lo que se debe consumir fresco.

Además, si nos queremos adentrar en el maravilloso mundo de los huertos urbanos, el ajo es un buen cultivo para comenzar, tal como nos recomiendan en el portal www.planetahuerto.es, por su sencillez. Para plantarlo basta coger dientes de ajo y enterrarlos en tierra con la punta más fina hacia arriba. Es además un alimentos que puede plantarse y recolectarse durante todo el año.

El ajo tiene propiedades antibióticas y fortalecedoras del sistema inmunológico.

El ajo tiene propiedades antibióticas y fortalecedoras del sistema inmunológico.