Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

En ensaladas, en potaje, en jugos, en salsas, en bizcochos… La zanahoria es un alimento recurrente y útil en la cocina. Además de aportar su sabor y el bonito color naranja, posee componentes excelentes para la salud y son conocidos sus beneficios, de forma especial, para la piel y la vista. Ácido fólico, hierro, vitamina B3, potasio, vitamina E, yodo, calcio, magnesio o fósforo son algunos de esos elementos buenos para nuestra salud que se encuentran en la zanahoria, según el portal Vida Nutrida. Además, tal como informa el portal Bionatural, posee un componente útil en la prevención del cáncer: el falcarinol y su efecto es aún más potente si la zanahoria se consume entera, sin trocear.

La zanahoria es una de las verduras que en octubre están en un buen momento de recolección y consumo, junto con la acelga, el ajo, la berenjena, la calabaza, la cebolla, la endivia, la espinaca, la judía verde, la lechuga, el nabo, el pepino, el pimiento, el puerro, el rábano, la remolacha, el repollo y el tomate.

Como curiosidad, dos estudiantes de la Universidad de Valladolid han ganado, recientemente, el segundo Premio Campus Emprende con un peculiar vino de zanahoria.  Si bien no tenemos en nuestro imaginario asociada la zanahoria al vino, sí lo tenemos a los conejos, como alimento que adoran. Pues resulta que no, tal como nos explican en La Información y, pese a que el cine y la literatura lo asocien,  “a los conejos no les gustan las zanahorias”.

No sólo de zanahoria debe vivir el conejo.

No sólo de zanahorias debe vivir el conejo.