Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , ,

Cada 31 de octubre surgen las voces de los detractores y los seguidores de la Fiesta de Halloween, una tradición que, aunque esté asociada a Estados Unidos, proviene de Irlanda. De hecho, la famosa calabaza Jack se refiere a un irlandés que bebía demasiado y que fue capaz de engañar al diablo en dos ocasiones. Si quieren profundizar en este tema, en el portal arquehistoria.com encontrarán un artículo muy completo e interesante. Aunque las calabazas se utilizan, de forma predominante, para decorarlas, la pulpa que se extrae se usa en diversas recetas. Y no es que no nos guste la calabaza, a la que hemos nombrado en ocasiones en este blog por sus virtudes (por ejemplo para la salud visual), pero es que en Canarias la protagonista, para el Día de los difuntos, era la castaña. Tal como se narra en este blog, los isleños comíamos por esta fiesta castañas, nueces, bizcochos, almendras y manzanas del país.

Las castañas estaban vinculadas al Día de los Difuntos porque se decía que las almas del purgatorio acudían a la tierra a calentarse del frío que comenzaba en el otoño en el fuego del hogar, donde se tostaban las castañas y en el que se le dejaba caldo a los espíritus. En el portal www.canariastenerifenorte.com, encontrarán información tanto de las tradiciones que giran en torno a las castañas como de sus propiedades y tipo de preparación. En esta misma web, se cuenta cómo el castañero “fue durante muchos años el árbol totémico del otoño, al que se arrimaban los parroquianos, para con su patacón, peseta, duro y ahora billete, comprar algo caliente que meter en sus bolsillos, y al mismo tiempo que se calentaban, comer un delicioso aperitivo”.

Foto extraída del portal www.dimedondeir.com

Foto extraída del portal http://www.dimedondeir.com