Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , ,

En estos últimos días la sardina ha sido protagonista de varias noticias. Una de ellas supone una esperanza para las personas afectadas por la diabetes Tipo 2. Si ya en este blog hemos hecho hincapié en la importancia de las grasas omega 3 a la hora de seguir una alimentación adecuada y preventiva para multitud de dolencias, el pasado 20 de noviembre surgió el anuncio de un nuevo estudio que puede arrojar nuevos beneficios, en este caso, de la sardina, un pescado azul. En este sentido,  medios de comunicación publicaban cómo el Centro de Investigación Biomédica en Red de Diabetes y Enfermedades Metabólicas Asociadas (Ciberdem) anunciaba el proyecto Pilchardus. En esta iniciativa se parte de la hipótesis de que una dieta rica en proteínas de sardina mejora el control metabólico de los pacientes de diabetes tipo 2. Estaremos pendientes de los resultados.

Por otra parte, el pasado domingo La Voz de Rusia lanzaba la curiosa noticia de que algunas tiendas de la ciudad siberiana de Tomsk, suponemos que para aprovechar el tirón de la fecha maya del 21 de diciembre de cambio de ciclo, habían empezado a vender un cómodo kit para el fin del mundo con productos de primera necesidad. En él , además de medicamentos de primera necesidad, un paquete con trigo y, la aportación local, una botella de vodka, entre otros enseres, se incluyen conservas de sardina. Nosotros, en La Playita, ya anunciamos que no tenemos a la venta estos kits, pero las sardinas frescas asaditas son una de nuestras especialidades, así que ¿para qué esperar al fin del mundo para disfrutar de los beneficios de este pescado azul?