La cerveza sin alcohol es la mejor amiga de quienes gustan del sabor de esta bebida pero tienen que conducir, tras disfrutar de una buena comida y/o cena. Creada a principios del siglo XX toma como base la cerveza tradicional y, según nos comentan en el portal www.saludymedicinas.com.mx, varios estudios concluyen que esta bebida estimula la producción del llamado “colesterol bueno” y contiene antioxidantes que contribuyen a frenar el envejecimiento. Vitaminas, carbohidratos y proteínas son elementos también que nos aporta la cerveza y un alto porcentaje de agua que nos ayuda a hidratarnos.

El pasado mes de enero se presentó el estudio Efectos de la cerveza Sin alcohol sobre la leche materna de la Universidad de Valencia y el Hospital Universitario Dr. Peset. Esta investigación concluye que la cerveza sin alcohol, con moderación como siempre, puede optimizar la capacidad antioxidante de la leche materna, como suplemento de la dieta de la futura madre.

Por último, y tras las fechas carnavaleras, muchos consideran que lo mejor para la resaca es una cerveza sin alcohol, ya que la levadura es rica en tiamina, riboflavina, fósforo, zinc y vitamina B, que contribuyen a reducir sus molestos síntomas.

Nosotros les recomendamos que, aún si no les convencen los beneficios que se le atribuyen a la cerveza sin alcohol, pero les gusta esta bebida y son ustedes quienes llevarán a casa a la familia o los amigos (o a ustedes solos) después de almorzar o cenar en La Playita, la consuman sin alcohol para evitar, no sólo multas, sino peligros en la carretera.

Una cerveza sin alcohol en La Playita.

Una cerveza sin alcohol en La Playita.